Jogo Bonito: ¿Mito o realidad?

Se podrá debatir si el concepto abarca a todas las generaciones de selecciones brasileras o si aún se mantiene vigente luego de las últimas actuaciones en los mundiales, pero de lo que no hay dudas es que “Jogo Bonito” es sinónimo de Brasil.

Cuando un equipo o jugador adquiere, de forma voluntaria o involuntaria, un apodo o calificativo, tiene la obligación y responsabilidad de demostrar que está al nivel del nombre designado. Es verdad que la selección “verdeamarelha” ha decepcionado más de una vez, pero no hay que olvidar que es el único país en haber participado en todas las Copas del Mundo, y la que más veces la ha ganado, contando con cinco títulos mundiales.

Antes de dar un veredicto final, analizaremos la selección brasilera en las diferentes décadas, comenzando por los años en los que se dio origen al término “Jogo Bonito”.

Este inicio tuvo varios aditivos para el país sudamericano: el debut de Pelé y el primer mundial en la historia de Brasil en Suecia 1958, que se convertiría en bicampeonato cuatro años después. Grandes éxitos que ayudaban a olvidar el debacle del “Maracanazo” en 1950.

La selección de Pelé dominaba a nivel mundial y llegaba a Inglaterra 1966 con la ilusión del tricampeonato. Sueño que se esfumaría rápido tras una sorprendente eliminación en fase de grupos al perder contra Hungría y Portugal, y con la polémica por la lesión de Pelé en mano de los rivales ante faltas no cobradas por los árbitros.

Este pequeño tropezón también sería efímero, ya que en México 1970 el mundo estaría ante la presencia de una de las mejores selecciones en la historia de los mundiales. Pelé, Jairzinho, Gerson, Rivelino, Tostao y Carlos Alberto fueron los protagonistas de un equipo que ganó la copa de principio a fin, sin empatar ni perder en todo el torneo.

Derrotó a Checoeslovaquia, Inglaterra y Rumania en primera ronda y luego goleó a Perú 4 a 2 en cuartos, eliminó sin problemas a Uruguay en semifinales por 3 a 1 y en la final vapuleó a Italia por 4 a 1. Con su solidez defensiva y la potencia ofensiva, Brasil armó una estructura imbatible que llevó al Jogo Bonito al más alto nivel.

Su buen andar continuó en los mundiales siguientes pero sin levantar la copa. Llegó a semifinales en Alemania 1974 y Argentina 1978.

Todo era color de rosa para Brasil hasta una nueva decepción: España1982, el mundial que marcaría un antes y un después en la Selección “Canairinha”. Zico, Sócrates, Falcao y Cerezo comandaban un equipo que buscaba volver a brillar como doce años atrás pero tras un difícil encuentro frente a Italia, que luego se consagraría campeón, quedó eliminado, dando así el cierre a una época dorada en la historia “verdeamarelha.

Los años siguientes fueron complicados para una nación que se había acostumbrado a los éxitos. Eliminados en cuartos de final en México 1986 y en octavos en Italia 1990. Pero el Jogo Bonito estaba resurgiendo y volvería mostrar su esplendor en Estados Unidos 1994.

El buen fútbol, la habilidad y el poderío ofensivo volvía a la carga en los pies de jugadores como Cafú, Mauro Silva y la dupla ofensiva Bebeto y Romario. El delantero que actuaba en el Deportiva la Coruña fue el goleador del equipo en un mundial en el que no tuvieron muchos inconvenientes y que solo sufrió en la final ante Italia en lo que fue la primera vez que una Copa del Mundo se definía en los penales.

El buen camino siguió en Francia 1998 que, a pesar de haber perdido por 3 a 0 la final contra los locales, llegaba por segundo mundial consecutivo a la final, y dejaba buenos augurios, de lo que pasaría cuatro años después, con las primeras apariciones de tres jugadores que se convertirían en ídolos e históricos de la selección “Canairinha”: Roberto Carlos, Rivaldo y Ronaldo.

Así llegamos a la última estela que queda del Jogo Bonito en mundiales: Corea – Japón 2002. Brasil tenía un equipazo en todas las líneas: en el arco Marcos que solo recibió cuatro goles en todo el mundial, dos laterales ligeros con experiencia y un plus en lo ofensivo con Roberto Carlos por izquierda y Cafú por derecha. Y dos defensas centrales sólidos, aguerridos y hábiles en el juego aéreo: Lúcio y Roque Junior.

El mediocampo tenía su bloque defensivo con Edmílson y Gilberto Silva, mientras que Denílson, Kleberson y Juninho Paulista apoyaban en la ofensiva a una dupla letal: Ronaldo y Ronaldinho.

Turquía, China, Costa Rica, Bélgica, Inglaterra, nuevamente Turquía y Alemania serían las víctimas del último campeonato de Brasil.

Los mundiales siguientes fueron cuanto menos decepcionantes llegando al punto más bajo con el 7 a 1 que sufrió ante Alemania en semifinales, siendo sede del Mundial.

Está claro que no son momentos de calificar a Brasil como la selección del Jogo Bonito, tampoco es algo que fue permanente porque ningún equipo puede deslumbrar durante 70 años seguidos. Pero lo que siempre mantuvo el país sudamericano fue embajadores que preservaron ese estilo de juego característico.

La habilidad, la creatividad, el ingenio, el divertirse, son características que han acompañado a un tipo de jugador brasilero, Pelé, Zico, Ronaldo, Ronaldinho, y que algunos jugadores han logrado mantener el sello de la casa en estos últimos años como Kaká, Adriano y Neymar.

Las selecciones europeas han mejorado considerablemente su nivel en las últimas décadas, consiguiendo alzarse con los últimos cuatro mundiales. Mientras que Brasil está pasando por un momento de transición en búsqueda de recuperar su identidad.

El “Jogo Bonito” está en pausa, algunos jugadores luchan por mantenerlo vivo, pero está a la espera de que una nueva camada de brasileros enamore al mundo con su perspicacia, astucia y belleza para jugar al fútbol.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s