El renacer del Parma

El ascenso del Parma, a juicio | Ideal

De la gloria de los ’90 a la quiebra en 2015. Del peor momento en su historia a volver a la máxima categoría en solo tres años. De película.

Los que no clasificamos en la generación “Millenial”, recordamos con nostalgia, la Serie A de los ‘90 y principios de los ‘00. El Nápoli de Maradona, el Milan de Arrigo Sacchi, y entre ellos, el glorioso Parma de Fabio Cannavaro, Lilian Thuram, Hernán Crespo y Faustino Asprilla, entre otros. El mejor momento en la historia del Parma.

En 10 años el conjunto italiano sumó a sus vitrinas 3 Copa de Italia, 1 Supercopa de Italia, 2 Copa de la UEFA, 1 Recopa de la UEFA Y 1 Supercopa de la UEFA. Incluso llegó a terminar en segundo lugar en la Serie A de la temporada 1996/1997.

A principios del nuevo siglo el Parma comenzó a tener problemas desde lo futbolístico. En la temporada 2004/2005 el club finalizó en el puesto 17, salvándose de bajar de categoría. Pero en la edición 2007/2008 quedó en el lugar N° 19 confirmándose el descenso a la Serie B.

La mala gestión de fichajes, sumado al bajo rendimiento de nivel fueron los primeros indicios de lo que sucedería años después. Sin embargo, en ese momento esquivarían esos problemas y luego de un año, el equipo volvió a la Serie A aunque ya no pudo recuperar la mística que deslumbró a Europa en la década de 1990.

Y la temporada 2014/2015 fue la hecatombe. El club se declara en quiebra y se estima su deuda en 200 millones de euros. La situación era tan crítica que el Parma no contaba con recursos económicos para terminar la temporada. La primera muestra de esto fue en la fecha 24 donde se debió suspender el encuentro ante el udinese por falta de dinero para cubrir los gastos de seguridad.

A partir de ese momento, todo iría cuesta abajo. Los jugadores se niegan a viajar, el presidente,  Giampietro Manenti, es detenido por fraude y lavado de dinero, el club se declara en bancarrota y a falta de cinco fechas se confirma el descenso a la Serie B.

Ante esta circunstancia insostenible, el equipo fue puesto en venta y al no haber ningún comprador, el 22 de junio de 2015 el club oficialmente dejó de existir. No obstante, volvió con otra personalidad jurídica compitiendo en la Serie D (la cuarta división), que es fútbol amateur y modificando su nombre de Parma FC a Parma Calcio 1913.

El 6 de septiembre del mismo año comenzaba la nueva aventura de los parmesanos en la Serie D con un aliciente muy especial: el delantero Alessandro Lucarelli, con 37 años, tomó la decisión de quedarse en el club del que formaba parte desde 2008, buscando cumplir el sueño de volver a la máxima categoría, siendo el referente y capitán del equipo.

Un año en la Serie D le bastó para consagrarse campeón tres fechas antes de que finalice el torneo y conseguir el ascenso a la Lega Pro (Serie C).

En esta categoría fue parte del Grupo B donde finalizó en segundo lugar con 70 puntos, por detrás del Venecia que cosechó 80 unidades, sumando 20 victorias, 10 empates y 8 derrotas. De esta manera clasificó a los Play Off de ascenso, donde derrotó al Piacenza en segunda fase.

En cuartos de final eliminó al Lucchese, en semifinales superó al Pordenone por penales (5 a 4) tras igualar 1 a 1. Y en la final derrotó 2 a 0 al Alessandria logrando la clasificación a la Serie B. De esta manera comenzaba la era de Roberto D’Aversa quien se hizo cargo del puesto de Director Técnico del Parma al inicio de esa temporada.

En su segundo año en el club, y el primero en la Serie B, llevaría al equipo a cumplir el sueño que se plantearon tres años antes. Con 21 partidos ganados, 9 empatados y 12 perdidos, el Parma sumó 72 puntos, obteniendo el segundo lugar y el ascenso a la Serie A.

Tres años de padecimiento, un cambio dirigencial rotulante, un adecuado planteamiento de la formación de la plantilla, un gran acierto con D’Aversa, el sueño de miles de hinchas y un retiro para el recuerdo: “ya puedo retirarme feliz” manifestó Alessandro Lucarelli que cumplió su sueño y el de todo Parma, a los 40 años.

De esta manera, el Parma se convirtió en el único equipo en la historia del fútbol italiano en lograr tres ascensos de forma consecutiva.

Y la vuelta a la Serie A no estuvo exenta de sufrimiento. El equipo finalizó en el puesto 14 con 41 puntos, a tan solo tres unidades del Empoli que fue el último club en descender. En su segunda temporada en Serie A, el Parma está teniendo un correcto andar manteniéndose en mitad de tabla, lejos de los puestos europeos pero también distante de los puestos de descenso.

El peor momento ya pasó, ahora disfruta de la Serie A con la ilusión de ser lo que alguna vez fue. El renacer del Parma puede y debe ser de ejemplo para otros clubes que han vivido situaciones similares, y demuestra que los parmesanos no se rinden y mantienen las ganas de volver a ser uno de los animadores, en una Serie A que ha perdido emociones en los últimos años.

FOTO: Ideal.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s