El día que el Real Madrid fue el único finalista de la Copa del Rey

el

Uno de los motivos por los cuales el fútbol es el deporte que más atracción genera a nivel mundial es por lo impredecible, sorprendente e insólito que puede llegar a resultar un partido, o hasta una competencia. Tal es así, que en la copa española de 1979/1980 dos equipos llegaron a la final, pero un solo club: el Real Madrid debió enfrentar al Castilla, es decir a su propia filial. Un hecho sin precedentes y que raramente vuelva a suceder ya que desde 1990 los equipos de reserva no pueden partcipar de la Copa del Rey.

En las primeras fases el conjunto filial eliminó sin inconvenientes a Extremadura, Alcorcón y Racing de Santander. En la cuarta ronda tuvo el primer desafío tras perder 4 a 1 contra Hércules en el partido de ida, rival que se encontraba en la máxima categoría española. En el encuentro de vuelta, “Paco” Sánchez Lorenzo fue la figura anotando 2 goles y con un 4 a 0 a su favor, el Castilla revirtió la serie y completó así la primera sorpresa de su travesía.

Luego llegarían los rivales Vascos. Tras dejar afuera al Athletic de Bilbao en octavos de final, en cuartos eliminó a Real Sociedad que era líder de la liga, la cual terminaría perdiendo y quedando en manos del Real Madrid.

El equipo filial era furor y la gente acudía en masa para ver a la revelación de la copa, motivo por el cual trasladaron sus partidos al Santiago Bernabeu, donde la cantidad de asistencia era igual que la del club Merengue.

En semifinales tuvieron que dar vuelta la serie y tras un 2 a 0 en contra en la ida, en la revancha golearon 4 a 1, ganando 4 a 3 el global y esperando por el rival de la otra semifinal: Real Madrid vs Atlético Madrid.

En una entrevista para el diario Marca, Sanchez Lorenzo confesó que el equipo prefería enfrentarse con el conjunto Colchonero porque tenían la confianza en que podían ganarles. Sin embargo, los Merengues se impusieron por penales dando así lugar a un acontecimiento histórico y sumamente extraño.

En una final atípica y con el campeón ya definido, el conjunto filial poco pudo hacer y perdió por goleada 6 a 1 contra un Real Madrid que contaba con jugadores de la talla de Perri, Vicente del Bosque, Juanito y Cunningham.

A pesar de la derrota, una vez finalizado el encuentro, todos los jugadores levantaron juntos la copa y festejaron el nuevo campeonato merengue.

¿Qué fue de los futbolistas del Castilla?

Todos los titulares en la final siguieron su carrera como jugadores profesionales, la mayoría de ellos en España. Entre los más destacados estuvo el arquero, Agustín Rodríguez, que formó parte del Real Madrid durante 10 años y se retiró en el Tenerife.

El capitán de esa hazaña, Javier Castañeda, no pudo triunfar en el Merengue pero encontró su lugar en el mundo en el Osasuna, donde es el segundo jugador con más partidos en la historia del club. Por otro lado, el mediocampista Ricardo Gallego levantó 5 ligas en los 9 años que vistió la camiseta del Real Madrid para luego emigrar al Udinese de Italia y volver a finalizar su carrera en el Rayo Vallecano.

Por Facundo Palomo

Foto: RTVE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s